Programas

No lo llames dieta,

llámalo cambio de hábitos!

En el pasado, tuve una mala relación con la comida, con mi cuerpo; tuve hábitos y rutinas poco saludables, sólo bastó confiar en mí, seguir mi intuición y ser constante en mi proceso de sanación, para lograr perder peso, mejorar mi estado de ánimo y mi salud física integral.
¡Por ello quiero que trabajemos en conjunto tu proceso de sanación!